Cuánta agua hay que beber al día

¿Cuánta agua hay que beber al día?

La eterna pregunta. ¿Cuánta agua hay que beber al día? Ya os decimos la respuesta por adelantado: No son dos litros al día. ¿Entonces? La cantidad exacta siempre dependerá de la persona y las necesidades de cada uno. Es por ello que nos gustaría aprovechar el siguiente post para acercaros algo de información sobre este tema.

Siempre habrás escuchado que hay que “beber mucha agua”. Pero aquí es donde surge la duda: ¿Cuánta es mucha? ¿Hay que pasarse el día constantemente haciéndolo? La respuesta es no.

Tampoco es cierto que tengamos que beber 2 o 3 litros diarios, un mínimo de 8 vasos o hacerlo hasta que nuestra orina sea muy clara. Todas estas afirmaciones son pequeños bulos que se han ido instalando con el paso de los años y que mucha gente ya tiene como ciertos a base de ser repetidos una y otra vez.

Además, y aunque nos cueste creerlo, también hay que poner en duda que el aumento del consumo de agua tenga una influencia positiva en nuestra salud.

Cuánta agua beber

Entonces, ¿cuánta agua hay que beber?

Si no son 2 litros, ni tampoco son 8 vasos… ¿Cuánta agua tenemos que tomar diariamente? La respuesta fácil y que no conducirá a errores es la siguiente: Cuando tengas sed.

Si tus circunstancias te llevan a beber tres litros, pues tres. Será que lo necesitas. Si es litro y medio, pues también. Tienes que tener presente es que tendrás que sentirte bien con la cantidad que bebas, ya sea más o menos que otras personas.

Lo importante que tienes que sacar en claro de este post es que no se pueden seguir las recomendaciones generales como si fueran un dogma de fe, sin cuestionarse de dónde vienen o si es lo más recomendable para ti.

Sí es cierto que habrá ciertos momentos o situaciones en las que necesitaremos aumentar el consumo de agua diario, como por ejemplo al inicio de una dieta cetogénica o cuando tenemos problemas de cálculos renales.

Además, si vamos a realizar una actividad física exigente, como correr grandes distancias, podremos adelantarnos a esa pérdida de agua. Algo parecido ocurre durante el embarazo y la lactancia.

Así que ya lo sabes. Aprende a escuchar a tu cuerpo y a tu sed y bebe agua únicamente cuando sea realmente necesario y en la cantidad necesaria. Conocernos es el camino más fácil y rápido para saber cuánta agua hay que beber al día.

Beber agua