pollo-strogonoff2

Filete de pollo Strogonoff

Fue leer en una novela que había un tupper con pollo Strogonoff, y me decidí a preparar este plato a los pocos días.

Quizás lo hice porque removió de mis recuerdos perdidos como si ya lo hubiera hecho antes, cuando en casa de los padres empezaba a hacer mis “pinitos” en la cocina, pero lo cierto es que hasta ahora no estaba entre mis preparaciones habituales. Y digo hasta ahora, porque con el éxito que ha tenido en casa hoy comienza a formar parte del catálogo de tuppers más repetidos.

Como el libro no decía como se hacía, ni los libros de cocina de casa tampoco me han ayudado esta vez, he tenido que espabilarme encontrarlo por la red. No ha sido difícil. Lo que si que ha sido difícil ha sido decidirme por qué versión tenía que escoger. La variedad de propuestas casi ha sido infinita: ternera, solomillo de ternera, buey, solomillo de cerdo, pollo, pavo, con vino, sin vino, con mostaza, sin mostaza, con estragón, sin estragón, con chalotes, sin chalotas … en lo que sí coincidían todas era al utilizar cebolla, champiñones laminados y crema agria (excepto en la versión brasileña de la salsa Strogonoff que lleva tomate en lugar de crema).

Por último, he hecho mi propia versión cogiendo un poco de aquí y un poco de allá, y sobre todo lo que tenía en la nevera y casa. Así no he comprado la crema agria sino que lo he hecho yo en casa según una de las, también, decenas de versiones.

En todo caso, es un tupper que resulta, y que podemos hacer en cantidad y congelar. Yo la acompaño con arroz blanco, y si es aromático, mucho mejor.

pollo-strogonoff

ingredientes:

  • 2 pechugas de pollos pequeños cortados en filetes delgados
  • 1 cebolla pequeña
  • 300 g de champiñones laminados en conserva (si son frescos utilice unos 400-500 g cortados)
  • 10 g de mantequilla
  • 1 cucharada de café de estragón
  • 200 ml de nata para montar (35% M.G.)
  • 1/2 limón
  • aceite
  • sal
  • pimienta

 

Preparación:

  1. Empezamos por preparar la crema agria. En un bol, añadir la nata y el zumo de medio limón. Remover bien y reservar.
  2. En una cazuela, dorar el pollo con un poco de aceite. Reservamos.
  3. En la misma cazuela, añadimos la cebolla cortada en dados pequeños con la mantequilla. Salpimentamos y dejamos dorar ligeramente durante unos 5 minutos.
  4. Incorporamos los champiñones escurridos y dejamos dorar unos 5 minutos más (si son frescos, la cocción se alargará unos pocos minutos más).
  5. Añadimos el estragón, el pollo y la crema agria.
  6. Dejamos cocer tapado a fuego medio-bajo durante 20 minutos.