huevos-rellenos-atun-pimiento-anchoas2

Huevos rellenos con atún, pimiento y anchoas

En casa, las anchoas en aceite siempre tienen su papel protagonista en ensaladas y en huevos rellenos porque, aunque puede parecer un poco demodé, sencillamente nos encanta; por ello, más de una vez estos huevos son los protagonistas de mis tuppers de verano, eso sí, acompañados de ensalada.

Aunque ya las conocía de siempre (recuerdo aquellos botes grandes de anchoas en salazón que mi padre llevaba a casa cuando tenía que visitar clientes en la Escala para limpiarlas, ponerlas en aceite y comerlas) , a raíz de veranear algunos años en la pequeña localidad ampurdanesa, las anchoas elaboradas en el municipio son el referente en mi cocina.

Es un producto que se asocia al pueblo, al igual que se asocia al mismo las ruinas griegas de Empúries, y a la vez, ambos son un reclamo turístico por el pueblo. Hay varios productores de anchoas y derivados, pero sólo uno tiene la marca registrada, Anchoas de la Escala, S.A.

Esta pequeña empresa, la conocí más directamente a Alimentaria a través de Enric Fanlo, su director gerente. De la extensa conversación, destacaría dos aspectos: primero, que la producción de los diferentes productos es totalmente manual y se hace toda en la Escala, y segundo, que la experiencia del personal que trabaja, algunos desde hace más de 30 años, se transmite en el proceso de elaboración de los productos. También voy corroborar que el nombre “anchoa de la Escala” se refiere actualmente a la elaboración y no en el origen del pescado, porque de anchoas de la costa ampurdanesa no hay mucho, y hay que recurrir a otras puertos en busca de un pescado de calidad (Roses, Andalucía, País Vasco e Italia).

La producción de las anchoas sigue el tradicional método de conservación de los excedentes de pescado en primavera y en verano con sal, por lo que según como sea el pez la conservación varía de 6 a 24 meses. Pero como esto no es una ciencia matemática, un experto es el que valida el punto de exacto de maduración de la anchoa y por tanto el momento de pasarlas a conservar en aceite. En este sentido, funcionan más como una cava o bodega que como una fábrica.

Y a partir de este pescado, Anchoas de la Escala innovando para diferenciar su producto de los competidores locales y foráneos. Por ello, aunque todavía se producen y venden las anchoas en salazón y cuenta con las anchoas limpias y conservadas en aceite de oliva, últimamente ha incorporado el aceite de oliva virgen extra ecológico en una de las líneas de productos . También ha creado un producto premium (de producción limitada), que con el nombre de Magdalena Sureda, ofrece anchoas seleccionadas en tamaño y calidad máxima en un estético tarro de cristal azul (inspirado en unos botes de la zona que hablaba Josep Pla) que da gusto de sacarlo a la mesa.

huevos-rellenos-atun-pimiento-anchoas

Ingredientes (x1 tupper):

  • 2 huevos
  • 1 pimiento asado del piquillo
  • 6 filetes de Anchoas de la Escala en aceite de oliva virgen extra ecológico
  • 1/2 lata de atún
  • 1 cucharada de mayonesa (que sea envasada para evitar problemas de intoxicación por el transporte con la hecha en casa, especialmente ahora que hace calor)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • sal

 

Preparación:

  1. Hervimos los huevos en abundante agua durante 10 minutos.
  2. Triturar con el minipimer el pimiento asado con los 2 filetes de anchoas, el aceite y un poco de sal.
  3. Dejamos enfriar los huevos, pelamos y cortamos por la mitad. Sacamos la yema y lo ponemos en un bol, junto con el atún, la salsa de pimiento asado y la mayonesa. Con un tenedor lo aplastamos bien todo, hasta que quede mezclado.
  4. Volvemos a rellenar las mitades de los huevos y decoramos con un filete de anchoa.
  5. Acompañamos con ensalada verde.