• La cocina por el mundo

    Gato por liebre

    No hace mucho tiempo leí en una famosa revista culinaria una reflexión en torno a qué tipo de oferta gastronómica estamos ofreciendo -valga la redundancia- a los extranjeros que nos visitan. Por ello, acompañé a una visitante sueca por varios locales de Barcelona donde, en nuestra opinión, aunque se mantiene la esencia de la cocina y las tradiciones ‘manducas’ de este país. Mientras escribía el texto, y cuando lo vi impreso, me vino a la cabeza una reflexión paralela: si la mayoría de ‘guiris’ que nos visitan se van de aquí convencidos, erróneamente, que han podido probado la auténtica cocina española, ¿no nos pasará lo mismo a nosotros cuando viajamos…

  • La cocina por el mundo

    Los mil nombres del sushi

    Para empezar, pues, quiero ir a la base. No de la misma cocina nipona, sino de lo que para la mayoría de los mortales es la cocina de ese país: el sushi. Mucha gente no va a un japonés si no es para pedir un buen plato de sushi. Pero cuando llegan y abren la carta, llega la sorpresa: hay muchos tipos de sushi. De hecho, el término define cualquier plato elaborado con arroz hervido aderezado con vinagre, azúcar, sal y otros ingredientes. Y son, precisamente, estos ingredientes y la manera de presentarlos los que definen el tipo de sushi. Vayamos por partes: si en la carta veis ‘makis’, estamos…

  • La cocina por el mundo

    Pasteis de Belém

    ¿Qué puede justificar que un turista que visita una ciudad se desplace en autobús, tren o tranvía a diez kilómetros del centro, haga cola durante al menos quince minutos y se vuelva por donde ha venido? Si estamos en Lisboa, los Pastelitos de Belém. Entendedme. No es que Belén no tenga interés para el turista. Existe el monasterio dos Jerónimos, el Padrão dos Descobrimentos y la Torre de Belém, también. Y buenas vistas sobre el río. Pero el barrio en sí, no es muy encantador. Pero a pesar de esta falta de encanto visual, cientos de turistas hacen cola, cada día, a todas horas, y haga el tiempo que haga,…

  • La cocina por el mundo

    Albóndigas, perritos calientes, pasta y pizza

    Cuando visitamos un país -o una ciudad- extranjero, una de las cosas que nos llama la atención es la gastronomía local. Dependiendo de si somos más o menos atrevidos, nos animaremos a probar las especialidades del país que se visita -a mí, qué quieren que les diga, dudo que me veais nunca probar insectos a la brasa y cosas por el estilo-, pero, aunque que no nos animamos, seguro que querremos conocer sus características. A veces, llegamos al destino sabiendo cuáles son las recetas más típicas; otros, llegamos con una idea preconcebida de que verificamos, o no, cuando estamos allí; y otras veces no tenemos ni idea de qué nos…

    Comentarios desactivados en Albóndigas, perritos calientes, pasta y pizza
  • La cocina por el mundo

    La Eslovenia más dulce

    Difícilmente podremos afirmar que la historia de Eslovenia haya sido dulce. Vale la pena recordar, sin embargo, que de todas las ex repúblicas yugoslavas, es la que sufrió menos la guerra de los Balcanes y la primera que fue reconocida como estado independiente. Nos vamos hacia el norte del país, en Bled, para descubrir un dulce que vale la pena probar. Hablamos de la Kremna Rezina. Bled es un pueblo eminentemente turístico con un atractivo indiscutible, un lago espléndido con una isla en medio donde hay un castillo que se puede visitar. Y a los bordes del lago, otro castillo. Si os gustan este tipo de construcciones, pues, es un…

  • La cocina por el mundo

    Bon appetite

    Empezamos por el principio y esto significa dar la bienvenida a todos en el blog. Quién soy, qué hago y por qué lo hago, lo encontrará detallado en la biografía que acompaña esta página, pero vale la pena hacer una pequeña parada, antes de entrar en materia, para explicaros el sentido del blog y, por supuesto, para animaros a participar.   Es imposible enumerar todas las cocinas del mundo sin dejar algunas que, seguramente, ni siquiera conocemos. Del mismo modo, el mundo tiene muchísimos idiomas y por eso he elegido como título de esta primera entrada el “Bon appetite” en Esperanto -una lengua universal que muy poca gente usa, hay…